Conmemoración

El domingo 27 de marzo de 1977, se produjo en el aeropuerto de Los Rodeos de la isla canaria de Tenerife un trágico accidente. Un Boeing 747 de la compañía aérea holandesa KLM, chocó contra otro del mismo tipo de las Líneas Aéreas PanAm. En la catástrofe aérea murieron 583 personas, 61 sobrevivieron.

Treinta años después, el 27 de marzo del 2007, se celebró, a iniciativa de Fundacíon de Parientes de las Víctimas del Accidente Aéreo de Los Rodeos de Tenerife, por primera vez un acto internacional para recordar la mayor catástrofe de la historia de la aviación.

El acto conmemorativo internacional consistió en dos partes; una reunión conmemorativa y la inauguración de un monumento internacional.

La reunión conmemorativa se celebró en el auditorio de Tenerife, en la capital Santa Cruz y el monumento se inauguró en la Mesa Mota, en el municipio de San Cristóbal de La Laguna. A las ceremonias acudieron sobrevivientes, familiares de víctimas y personas involucradas en el accidente de Holanda y Estados Unidos, así como españoles que habían estado involucrados en la catástrofe y en las tareas de rescate.

La monumental obra de arte, creada por el artista Rudi van de Wint, fallecido repentinamente en mayo del 2006, representa una escalera de caracol de 18 metros de altura, ‘Stairway to Heaven’, cuyos peldaños parecen seguir hacia el infinito, pero son interrumpidos bruscamente.

El lugar del monumento en la Mesa Mota es impresionante y la obra es muy apropiada e inspiradora. Podemos estar orgullosos de este monumento que rinde honor a las víctimas.

El 27 de marzo de 1977 ocurrió algo terrible en Los Rodeos, un acontecimiento que quizás haya pasado desapercibido durante 30 años. Es importante que ahora se haga justicia a la historia. Con el monumento ya no hay nadie que desconozca la mayor catástrofe de la historia. Este monumento ofrece a nosotros los familiares y los sobrevivientes y todos los demás involucrados la oportunidad de recordar el siniestro y encontrar la paz espirtual. En la inauguración del monumento a las 17.06, hora exacta del accidente, los presentes guardaron dos minutos de silencio.

La Fundacíon de Parientes de las Víctimas del Accidente Aéreo de Los Rodeos de Tenerife ha alcanzado su meta: erigir un monumento para todas las víctimas, para todos los involucrados.

Reunión conmemorativa

Inauguración de monumento

Monumento

Un Monumento en Tenerife para las víctimas de la catástrofe aérea del 27 de marzo de 1977

El monumento para las víctimas en Tenerife es una escultura que es una escalera de caracol, y, al mismo tiempo, una escalera de caracol que es una escultura. El tema es la espiral como símbolo de la eternidad.

La escultura no se reconoce inmediatamente como tal, pero tampoco es una escalera de caracol, porque no tiene esa función. No hay un pasamanos y la ‘escalera’ no sirve para subir y bajar. En definitiva, la escultura, de 18 metros de altura, no es lo que parece ser. Esta impresión es reforzada por una reja de 12 metros de altura a su alrededor. Esta reja transparente aísla la escultura y a la vez la protege.

Rudi van de Wint dijo en una ocasión: “Un monumento es admirado o aborrecido, pero un monumento es más que eso. El significado ritual de un lugar determinado es de gran importancia. Los monumentos son a menudo símbolos de anhelo, proyecciones de impotencia, de una mente humana postrada y de un drama universal. Están por encima de cualquier estética”.

Un monumento que contiene un anhelo de reconciliación o aceptación debe ser austero, porque el drama en sí no puede ser expresado en el arte. El arte sólo puede hacer una referencia sutil

En un momento dado, la escultura parece moverse hacia arriba, pero de repente la forma de espiral de los escalones termina. Se puede ver como un final abierto, pero también como un movimiento infinito. Parece un movimiento incompleto, interrumpido bruscamente, como las vidas de las víctimas. Pero, tan alto en la montańa, la escalera tiene un contacto sutil con el aire, con el infinito cielo estrellado, como si lo rozara.

Ubicación

Camino Mesa Mota, 60-97,
38206 Santa Cruz de Tenerife, Spain

Libro conmemorativo

En recuerdo de la Reunión Conmemorativa Internacional y la inauguración del Monumento Conmemorativo Internacional, el 27 de marzo del 2007.